burda style 04/2014 - Atelier - Gusosos

¿Cuándo nació tu pasión por el mundo del "handcraft" y por qué escogiste el simpático nombre de Gusosos?

Como en muchos casos, todo empezó con Internet y mi descubrimiento del mundo de los "blogs". En 2007 me decidí a abrir el mío. Cuando llegó el momento de ponerle nombre, sabía que quería algo especial, único y fácil de encontrar en los buscadores. Por aquel entonces había empezado a dibujar 2 personajes: Boo, una niña con pelo rizado y pequitas, y su inseparable amigo Gusoso, un bicho mitad gusano, mitad oso (de ahí su nombre). Pensé que Gusoso cumplía las características que buscaba, así que decidí adoptar ese nombre. Y lo he conservado hasta hoy, sólo que ahora es Gusosos’ Land, porque desde entonces he hecho hueco a muchos más personajes y cosas nuevas. Una de las primeras páginas que seguí se llamaba Fieltromanía, que compartía toda clase de proyectos hechos con fieltro. Así que yo, que no había cosido un botón en mi vida, me puse a transformar mis personajes en broches de fieltro. No sólo no me quedaron del todo mal, ¡sino que además descubrí que me encantaba coser a mano!

¿Si tuvieras que definir en una sola línea quién es Gusosos, cómo lo harías?

Gusosos’ Land es donde se refleja lo mejor de mí, la forma en la que mejor me expreso, donde me gusta cuidar hasta el más mínimo detalle (yo me encargo de todo el proceso, desde el producto al "packaging", pasando por la "web", las fotos) para que el resultado final refleje no sólo mi idea, sino el amor e ilusión con los que hago todo. Es donde me siento segura, un lugar en el que nunca me aburro y que me hace feliz.

Eres ilustradora de formación, ¿qué te inspiró para aplicar tus habilidades en el área del "craft"?

No soy la típica ilustradora que desde pequeña lleva un lápiz en el bolsillo y, lo mismo pasa con las cosas hechas a mano. En pocos meses cumpliré 35, así que se puede decir que mi interés por ambos ha sido bastante tardío y, además ha ido en paralelo. Soy una persona muy inquieta y que se aburre con mucha facilidad, así que esa combinación ha hecho que el paso de la ilustración al "craft" haya sido inevitable. Mi pasión por las cosas hechas a mano se ha ido gestando poco a poco dentro de mí desde que abrí mi "blog" y empecé a descubrir un montón de artistas, ilustradores y artesanos.

Tus personajes son alegres, casi de fábula, muy especiales…¿Cuáles fueron los primeros que creaste?

Pues precisamente, ¡Boo y Gusoso! Trabajaba en una agencia y, durante una temporada, no me mandaban mucho trabajo, así que para no morir de aburrimiento empecé a crear estos 2 personajes, a imaginármelos en diferentes situaciones, a disfrazarlos… Primero sólo eran dibujos a lápiz en un mini cuaderno de bocetos, pero aproveché mis conocimientos en "Photoshop" para hacer mis primeras ilustraciones digitales. Hace poco aprendí a usar las acuarelas de manera autodidacta, cosa de la que me siento especialmente orgullosa y creo que es la técnica perfecta para expresar lo que quiero con mis ilustraciones.

Dominas varias técnicas como la estampación, el bordado, el modelado… ¿con qué disfrutas más mientras trabajas?

Disfruto por igual con todas. El proceso, que es independiente de la técnica, es lo que más me gusta: ver cómo una idea que tengo en la cabeza va tomando forma y se transforma en algo material. Si además el resultado está a la altura de mis expectativas, es un momento muy bonito.

¿Cómo comercializas tus trabajos?

Tengo una tienda "online", gusosos.etsy.com y participo en alguna feria de cosas hechas a mano.

¿Cuáles son tus proyectos futuros?

Ahora mismo estoy trabajando en varios encargos de retratos personalizados en acuarela y estoy muy contenta porque han tenido una acogida increíble. En un futuro más lejano, aunque espero que no tanto, me gustaría publicar un libro para niños. Tengo una idea rondándome la cabeza, veremos dónde me lleva… Y seguir aprendiendo cosas nuevas y evolucionando, ¡eso siempre! Y por supuesto, seguir trabajando muy duro para vivir de lo que me hace feliz.