burda style 04/2017 - Moda Diseñador - Dimitri

Siendo mitad griego y mitad italiano, quizá sea imposible tener más sentido de la sensualidad y el estilo.
Temporada tras temporada, Dimitrios Panagiotopoulos demuestra el dominio que tiene de esa combinación. Cada pieza de la marca fundada en Merano en 2007 rebosa vitalidad y sensualidad. Los drapeados de los vestidos evocan las antiguas diosas griegas, mientras que las técnicas artesanales orientales le inspiran para crear joyas y bordados. Hemos entrevistado a Dimitrios– cuyas creaciones más recientes se caracterizan por los tonos ácidos – y hemos hablado con él sobre sus primeras experiencias como diseñador, sus inspiraciones y los momentos más relevantes de su carrera.
Tu moda transmite fuerza y confianza sin dejar de lado la feminidad. ¿Piensas en alguna mujer en concreto cuando creas tus diseños?
Me encantan las mujeres fuertes que no tienen miedo de nada y que caminan seguras por la vida, pero también me gustan sexis y femeninas. Ante todo, me gusta destacar la personalidad de las mujeres.
Tu familia se dedicaba al ramo de la hotelería en el Sur de Tirol. ¿En esa altura ya eras tan creativo?
Desde pequeño me han gustado las manualidades, bordar y dibujar.
Una vez, nos mandaron hacer una marioneta para el colegio. Yo quería que la mía fuese la más bonita, así que cuando llegué a casa, cogí el dirndl (traje típico tirolés) de mi madre y lo corté para vestir a la marioneta. Claro, no lo corté por abajo, sino por la mitad. Mi ambición empezó a manifestarse desde muy joven. Con 14 años vi una modelo en la televisión que tenía el pelo corto…
Supongo que te refieres a Linda Evangelista.
Ella y Naomi Campbell eran sin duda mis favoritas. En aquella época me gustaba comprar la revista Vogue para recortar las fotos de las modelos y forrarme con ellas la carpeta. A mi madre le daba mucha vergüenza que me pasease por el pueblo con la revista debajo del brazo. Hoy en día sigo sintiendo verdadera admiración y respeto por Naomi Campbell.
¿En ese momento ya habías tomado la decisión de estudiar diseño de moda?
Había empezado algunos cursos, pero no había terminado nada. La idea de dedicarme al mundo de la moda estaba en mi cabeza desde hacía tiempo, pero no se concretó hasta un viaje que hice a Londres. Yo quería estudiar en el Central Saint Martins College of Art and Design, pero no me atreví a presentarme a las pruebas de acceso. Me presenté a las de la ESMOD de Múnich y me admitieron enseguida. Tuve que esforzarme mucho durante mis estudios y esa fue la primera gran prueba a la que tuve que enfrentarme.
¿Y qué sucedió después?
Después hice un máster en diseño de moda en Milán — bastante prescindible — y justo después me fui a hacer unas prácticas con Vivienne Westwood en Londres. ¡Un sueño hecho realidad! Westwood venía a la oficina en bicicleta todos los días y a veces traía la cabeza llena de rulos o venía con unos looks muy exagerados. Después trabajé para Jil Sander y Hugo Boss, hasta que decidí emprender mi propia carrera en solitario. Cuando se lo comuniqué a mi madre, casi le da algo.
No obstante, el éxito llegó bastante rápido. ¿Cuál ha sido el momento más importante de tu carrera hasta ahora?
La verdad es que tengo varios, como el primer desfile en la Berlin Fashion Week, aparecer en la Vogue Runway o cuando la modelo Karolina Kurkova vistió uno de mis vestidos de flecos para la presentación de un espectáculo de Naomi Campbell. Pero, como te digo, soy bastante ambicioso y cuando logro algo, ya estoy pensando en un nuevo objetivo.