burda style 05/2018 - Modelo de Diseñador - Marina Hoermanseder

Un corte nítido, pero femenino. Cuéntanos el secreto de tus diseños.
El blazer es muy fiel a mi estilo, comenta Marina Hoermanseder. El volante representa la feminidad, y al combinarlo con las líneas estrictas y la hebilla, la prenda adquiere un aire muy sexy.
Las hebillas y el cuero son el hilo conductor de todas tus colecciones. ¿Por qué te fascinan estos elementos?
Tienes razón. Son mis señas de identidad. Del cuero me gusta, además del material en sí, todo el trabajo artesano que implica. La hebilla también es un elemento recurrente desde mi colección de graduación. Mientras diseñaba mi colección actual, pensaba en nuevas formas de reinterpretar las hebillas. El resultado fueron modelos sobredimensionados entre los que se encuentra la «falda de tiras». De entrada, no tengo que establecer ninguna idea básica nueva, el concepto vuelve a aplicarse y construyo sobre él.
Además del cuero, los tejidos que utilizas son siempre muy llamativos. ¿Son tejidos creados para ti?
La mayoría de ellos, sí. Trabajamos desde hace años con los mismos fabricantes de tejido. En París, con Malhia Kent, que también crea tejidos para Chanel. Nuestros expertos en punto están en Italia y la imprenta, en Turquía. Cuando compro los tejidos ya listos para usar, siempre los tiño.
Colores dulces, flores y mucho más. Tu colección Primavera - Verano 18 nos pone inmediatamente de buen humor. ¿Cuál es tu inspiración?
Una amiga me trajo una matrioska rusa al volver de sus vacaciones. La puse en mi escritorio y, de pronto, un día pensé que tenía que hacer algo con ella. Además de flores y elementos folclóricos, también encontramos elementos de los años 90 como purpurina, tejido vaquero, bodis y botas altas.
Muchos diseñadores, cuando eran niños, soñaban con crear moda. ¿Tú también?
En realidad, no. Solo empecé a jugar con esa idea cuando mi madre me enseñó a coser en su máquina de coser Pfaff. Tenía 14 años y recuerdo que me fascinaba poder crear algo de la nada. A partir de ese momento, ir a una escuela de moda se convirtió en mi único objetivo. Pero mis padres insistieron en que terminara mis estudios y estudiara economía, algo que ahora me viene muy bien. No obstante, cuando terminé mi máster, estudié diseño de moda.
E inmediatamente después creaste tu marca.
La verdad es que nunca me había planteado crear mi propia marca, fue algo espontáneo. La colección que hice para mi graduación tuvo tanto éxito que no tuve otra opción…
Desde que comenzaste tu carrera, muestras tus colecciones en la Fashion Week en Berlín. ¿Qué se siente?
Los días que preceden al evento son muy estresantes, pero al mismo tiempo es una experiencia genial. Mi equipo y yo estamos juntos prácticamente día y noche, se convierte casi en una relación. Para no caer exhausta, después del evento siempre me voy de vacaciones una semana. Aunque las vacaciones se limiten a ir a visitar a mis padres. La distancia y el estrés típico del tiempo libre son una buena distracción.
Has conseguido mucho en muy poco tiempo. ¿De qué estás especialmente orgullosa?
Es obvio que el hecho de que Lady Gaga y Rihanna lleven mi ropa es todo un privilegio. Pero en realidad son las pequeñas cosas las que me hacen realmente feliz. Como, por ejemplo, una vez que iba paseando por las calles de Viena y vi a una mujer con uno de mis bolsos. En ese momento fui consciente de que las personas ahorran su dinero para comprar las cosas que creo.